Capricornio: matrimonio, divorcio y las rupturas amorosas

Capricornio y el matrimonio

Capricornio y el matrimonio
Para los que somos Capricornio el matrimonio significa un momento fundamental debido al gran valor que se le da en nuestra cultura.

Elegiremos un festejo sobrio y muy elegante. Calcularemos el número de participantes con cuidado para no derrochar dinero, ya que siempre preferimos la inversión en algo tangible al gasto desmesurado en una celebración. ¡Y eso está muy bien!

De todos modos la reunión será impecable, nada faltará y, desde luego, nos mostraremos como los atentos anfitriones que somos.

Si logramos superar nuestras inhibiciones, tal vez, incluso, la pasemos de manera super divertida. Quizá pospongamos el viaje de bodas por motivos de trabajo o, simplemente, para ahorrar.

Capricornio y el divorcio

A los Capricornio nos cuesta mucho entregarnos, por eso somos básicamente personas de un solo amor. Cuando debemos enfrentarnos a un divorcio, nos sentiremos defraudados en nuestros sentimientos, encerrándonos en nosotros mismos y acentuando nuestra melancolía y el pesimismo innato.

No perdonamos haber sido heridos y nos volvemos aún más fríos y duros, exigiendo una indemnización material. Somos, de todo el Zodiaco, los que más tardamos en tomar la decisión de separarse.

Después, pasará bastante tiempo antes de que volvamos a pensar en la posibilidad de formar una nueva pareja. En principio ocuparemos nuestra mente en el trabajo y el dinero.

Cómo evitar la separación: Si alguien quiere que seamos su pareja no nos tienen que contrariar en nuestra forma de encarar la vida. Algunos astrólogos dicen que a los Capricornio tienen que enseñarnos a amar… pero sin presión.
Capricornio, el matrimonio, divorcio y las rupturas amorosas

Capricornio y las rupturas amorosas

En general capricornianas y capricornianos somos gente introvertida, y sabemos que nos cuesta expresar nuestros sentimientos, pero siempre tomaremos en serio y con responsabilidad una relación.

Apostaremos todo a ella, aunque no lo manifestemos abiertamente y a pesar de parecer distantes necesitamos profundamente del amor. Quizás nuestro aspecto frío o distante parezca una coraza, pero no es nuestra forma de sentir.

Reaccionamos de modo muy duro ante una ruptura, es probable que decidamos alejarnos definitivamente y quedarnos solos.

Si logramos aceptar el duelo, superaremos el sufrimiento que esta circunstancia nos provoca. Tenemos que conectarnos con nuestros deseas más íntimos para poder salir a flote. nos llevará tiempo, pero somos un signo fuerte y estamos en condiciones de poder superar todo.