Capricornio y el éxito

La disciplina, la constancia y el trabajo duro son aptitudes muy valoradas en cualquier profesión y Capricornio posee todas ellas. Pero tiene que encontrar el empleo y la forma adecuada para darles salida.

Capricornio y el éxito

• El trabajo: Aunque en su mundo laboral no primen las facilidades, Capricornio no escatimará esfuerzos ni tesón en desarrollar una interesante carrera laboral. Es ambicioso porque desea triunfar como sinónimo de seguridad. En este camino puede sacrificar su vida personal, aunque también es capaz de ocupar puestos de menor relevancia para pasar más tiempo con su familia.
Quien ponga su confianza y su apoyo en él no saldrá defraudado y resolverá con nota las tareas encomendadas. Es prudente, práctico, honesto, organizado, paciente, cauto, conoce sus propias limitaciones y sus propias aptitudes y quizá demasiado exigente consigo mismo y con los demás.

• El dinero: Es el economista por excelencia del Zodíaco. Ahorra, prevé y administra, no solo su dinero y su patrimonio sino el de todos los que le rodean, como si de una empresa se tratara, en la que se pretende obtener el mayor beneficio recortando los gastos. Pero desconoce lo que es el egoísmo y tampoco está dispuesto a cualquier cosa por aumentar su capital.
La seguridad económica, que podrá alcanzar a través del trabajo duro, es una de las metas de su vida. Sabe lo que es ganarse el sustento diario, por lo que será cuidadoso con su sueldo. Para ellos la palabra «crisis» representa una oportunidad de la que saben sacar provecho en vez de lamentarse.

• Fórmula para el éxito: Este puede llegar en la madurez, como premio al duro esfuerzo que ha realizado a lo largo de toda su vida. Y es que él no tiene prisa. Alcanzar lo más alto de su profesión será muy importante para Capricornio y se sacrificará y pondrá de su parte todo lo que sea necesario solo por lograrlo.

Capricornio y el dinero

Los Capricornio se preocupan mucho por el futuro, de ahí que para ellos el dinero se convierte en una cosa seria e importante: representa la seguridad económica.

Desde muy jóvenes mantienen un contacto equilibrado con el dinero, no son casi nunca avaros, especialmente si predomina el elemento Aire o Fuego en su horóscopo.
Tampoco son demasiado malgastadores, gastan cuando les parece correcto: para las necesarias vacaciones después de un duro trabajo o por estudios; gran parte de su dinero acaba en las librerías o en los anticuarios.

No gastarán ni una moneda en algo que les parezca inútil e intentarán multiplicar lo que han ganado con inversiones seguras; invierten de nuevo lo que obtienen o compran algo que realmente les apetezca, como un terreno o un inmueble. No arriesgan nunca la base de sus ahorros.

Los familiares, sobre todo los hijos, no tendrán nunca problemas de dinero porque su sentido del deber, y también el orgullo de poder decir «esto lo he hecho yo», les hace trabajar enormemente para preparar a sus seres queridos un lecho de plumas.

No es nunca justo clasificar a una persona en una tipología rígida, ponerla entre los avaros o entre los generosos. El Capricornio tiene a menudo planetas veloces en los signos cercanos, de esta forma podrá tener la cabeza en Sagitario y los pies en Acuario, por lo que tendrá momentos, un poco como todos, en los que es bastante austero y otros en los que será muy pródigo.

Para los Capricornio, la relación con el dinero es siempre muy pragmática puesto que lo valoran en la medida en que les aporta tranquilidad e independencia.